loading

China. Diferencias entre relaciones parasitarias y simbióticas

La semana pasada a raíz del tema China se ha generado un intenso debate en comentarios al post anterior y diversos contactos de seguidores que han tenido a bien compartir conmigo sus puntos de vista, lo cual os agradezco a todos de corazón.

Algunos estáis críticos, otros más conciliadores respecto al cambio de era que estamos viviendo, pero a pocos os deja insensibles.

Ya que el tema interesa tanto, me he propuesto profundizar en diversos enfoques a través de mis vivencias empresariales, contactos con colegas chinos, algunas investigaciones de casos reales con compañeros de otras empresas y lo aprendido a través de la lectura de los tres libros que os recomendaba en el post anterior.

Ante todo me gustaría aclarar que mis comentarios no pretenden posicionarme fanáticamente en contra de la imparable conquista china. Ellos, los chinos,  están jugando la partida como mejor saben, y no sólo la están ganado sino que parece no haber otro desenlace que su victoria final. Están haciéndolo silenciosa y eficazmente. Bajo este punto de vista lo más práctico sería recomendar a nuestros jóvenes que además de inglés aprendan chino lo antes posible.

Lo que no termino de comprender del todo, es de la dejación del mundo occidental, principalmente de Europa, ante tal invasión parasitaria, asimétrica y desleal. Adicional a la actual crisis del euro se suma esta dejación ante el avance político, social y económico de la República Popular China.

Como se afirma en el documental que os adjunto más abajo “no hay quien lo pare”

Dicho lo cual, lo primero que hoy quiero puntualizar es que la definición de Julián Pavón modelo parasitario chino se basa en la diferencia entre la actual forma de penetración de empresas multinacionales y las chinas. Las empresas norteamericanas y europeas se expanden más allá de sus países bajo modelo simbiótico, es decir en colaboración con la mano de obra local, los proveedores locales y las administraciones del país. Yo mismo, al igual que otros muchos españoles, acumulo más de 35 años de colaboración siempre con multinacionales de USA y Alemania. Toda mi experiencia profesional, la profesionalización del trabajo, formación postgrado y vivencias profesionales, lo que los anglosajones llaman “seniority”,  se lo debo a esas multinacionales, además de a mis compañeros y colaboradores dentro y fuera de ellas.

Por el contrario las empresas chinas sólo contratan personal local cuando les es estrictamente necesario por razones de idioma o de creación de confianza comercial. Lo mismo ocurre con los proveedores. Y respecto al respeto de leyes y fiscalidad local hay muchas dudas. Es decir, relación nada simbiótica sino más bien parásita por su bajo nivel de aportación al país local.

No hay por tanto en esta definición connotaciones peyorativas o comercialmente efectistas, sino una acertada aproximación a la biología que define simbiosis como “asociación que saca provecho de la vida en común” frente a parasitario como “forma de utilizar a uno como alimento en provecho propio”.

Y para comprobarlo, que no para entenderlo, porque no hay quien entienda de donde sacan los chinos tanto dinero, os invito a ver el documental adjunto que describe los inicios y despegue de algunos  empresarios chinos en Madrid y los 10 mandamientos para el emprendedor chino. “Viene aquí con lo puesto y en 10 años se hacen millonarios”. “En sólo 3 años se hacen propietarios de negocios”. Ya están comprando los bares de tapas y las viviendas difíciles de vender a españoles. Hace poco me decía un abogado amigo, especialista en patrimonios inmobiliarios, que sólo se alquilan/venden locales para restauración o locales chinos. Cierto es que trabajan sin descanso, pero si un español quisiera aplicar esos mismos métodos, horario, condiciones de vida, no chocaría contra las regulaciones existentes? De nuevo insisto: que ellos las practiquen no es censurable, lo sorprendente es que sólo a ellos se les permita.

(seguirá con el análisis del modelo asimétrico)

TEMAS RELACIONADOS:

China. Tres análisis imprescindibles

 

AUTORREFLEXIÓN:

¿Conoces casos de competencia desleal de empresas chinas en Europa?

¿Consideras la expansión china como un asunto del corto, del medio o del largo plazo?

¿ Están los TOPs de la política occidental, y muy particularmente europea, personalmente interesados en la dejación


6 Responses to China. Diferencias entre relaciones parasitarias y simbióticas

  1. Luis says:

    Coincido con Miguel en que las generalizaciones no son buenas pero eso es solo la superficie del tema, el valor real lo tiene el analisis de la penetracion China en Europa siguiendo una estrategia macroeconomica y bajo un Modelo de Negocio contra el que Europa no esta sabiendo competir .
    Cada Zona, Pais o Region es libre de competir pero tambien debe ser socialmente responsable y exigir a los demas lo que te autoexiges a ti mismo y evitando asi la competencia asimetrica.
    gracias por estos articulos Rafael, han generado en mi entorno reflexion al respecto, todos estamos preocupados por el futuro de nuestros hijos.

    • Rafa says:

      Gracias Luis por tus puntos. Esa es la clave. Exigir a los productos de origen exterior lo mismo que exigimos a los productos “Made in UE”. Es lo que deben hacer los TOPs de los paises miembros. Y nosotros pasar de consumidores a CONSUMISABLES

  2. Miguel says:

    El riesgo a tener en cuenta, normal cuando se aborda algo desde una perspectiva amplia, es simplificar en exceso y meter en un gran saco “China” a todos los chinos por igual.

    En el video que enlazas aparentemente sólo se ve a un montón de autónomos que emprenden negocios legales y pagan puntualmente sus impuestos, tan necesarios ahora para sostener un estado que probablemente ya ni nos podemos permitir en su dimensión actual. El dinero que emplean para arrancar sus empresas proviene de prestamos familiares y es riqueza ahorrada a lo largo de muchos años de trabajo en España. Son reacios a salir de su círculo familiar porque, como todos los inmigrantes, buscan refugio en aquello que les resulta conocido (idioma, costumbres).
    Excepto por lo de encerrarse en su círculo ¡Ójala tuvieramos muchos españoles asi!

    No soy ingenuo, intuyo que hay otras realidades mucho más oscuras en paralelo. Pero si se desea denunciar algo lo mejor es poner nombre y apellido al infractor, para evitar generalizaciones y para permitirle defenderse. Te reconozco que es lo más complicado y lo que demanda más esfuerzo investigador y como te veo en esa línea en tus sucesivos posts, te animo a seguir así.

    Un saludo
    Miguel

    • Rafa says:

      Hola Miguel,
      Gracias por reconocerme el esfuerzo de no generalizar. Recuerda que al final lo que busco es analizar qué aspectos deberían ser revisados en los paradigmas del MANAGEMENT que nos han vendido en los últimos 20 años y que, en parte, nos han llevado a esta crisis que padecemos. Mis artículos previos son puntos de partida para analizar si algunas prácticas de Management deberían regenerarse. Y me parece que en las relaciones y el comercio con China los valores y la RSC han pasado a un tercer plano por la ambición de un desaforado crecimiento por parte de los Managers. Ahí es adonde quiero llegar.

  3. Rafa Cámara says:

    Gracias a ti Ana Maria.
    Tu comentario con enfoque global es muy acertado

  4. ana maria pelaez says:

    Es un asunto a corto, la coyuntura económica internacional lo favorece. Ante tanta incertidumbre, se rompen las formas y todo vale. Creo que vivimos una nueva forma “de guerra” mundial, es financiera y terminará con un nuevo orden internacional. Ya se cuentan los muertos por cientos de miles en negocios y personas. Gracias Rafa, muy buena esta serie para mantener la mente activa en el verano.

Dejar Comentario