loading

China. Tres análisis imprescindibles

Me he tomado unos días de relax y lectura de varios libros que tenía muchas ganas de leer. Entre otros he podido disfrutar de tres libros recientemente editados, muy recomendables y que coinciden en hacernos reflexionar sobre el fenómeno del despertar de China y su poderío económico.

* Naranjas de la China de Julio Arias, editado por Plataforma.  Julio nos describe sus experiencias profesionales y sociales durante 10 años en China. Cómo son allí los negocios, las implicaciones con los órganos públicos y las autoridades y la vida cotidiana de ciudadanos que despiertan hacia un mundo nuevo y diferente, si no para todos los 1.300 millones de chinos, sí para muchos de ellos.

* La Silenciosa Conquista China de Juán Pablo Cardenal y Heriberto Araujo de Editorial Crítica.  Dos periodistas que analizan en profundidad el cambio histórico que se nos avecina. Han viajado por más de 20 paises en vías de desarrollo donde los chinos están implantando una política de expansión y conquista que ya está teniendo consecuencias de importancia económica, social, medioambiental y geopolítica. China, en pocos años ha pasado de comprar el cobre en la República del Congo y Chile y los minerales en Perú y Sudán a ser propietario de sus minas. Lo mismo respecto al gas natural de sus países limítrofes del norte o en la amazonia de Ecuador. A la vez, todos estos países productores de alto interés estratégico para China están siendo ocupados por avalanchas de inmigrantes chinos. Los autores analizan estos hechos y reflexionan sobre las consecuencias a medio plazo de esta silenciosa conquista.

* Por último, el fenomenal análisis del catedrático Julián Pavón en su libro China, ¿Dragón o Parásito? de Plataforma Editorial, donde se nos advierte sin rodeos del poder increíble que China está tomando ante la dejación del mundo occidental, y que nos está conduciendo a un cambio de era de consecuencias impredecibles, pues en pocos años el país más poderoso del mundo con gobierno dictatorial ganará la partida al mundo occidental democrático que le permite jugar, según explica Pavón, con las cartas marcadas.

Si os seduce el tema permitidme os recomiende comenzar con China ¿Dragón o Parásito? Es de lectura imprescindible para todo aquel que se interese por la repercusión del fenómeno chino en la empresa, sea PYME o multinacional. O que esté interesado en la Responsabilidad Social de las Corporaciones o Empresas (RSC, RSE), ya que el dragón/parásito chino incide de plano en la situación actual y futura de los grupos de interés con consecuencias importantes.

En el video adjunto, Julián Pavón nos resume el modelo del ”Modelo Parasitario Chino”: Los chinos crean empresas chinas, que emplean trabajadores chinos, para vender productos chinos fabricados por chinos en China. Los beneficios de los negocios en los distintos países se incorporan a bancos chinos que incrementan las reservas de divisas chinas constantemente, acumulando en la catualidad más de 3 billones de USD en divisas, lo que le permite comprar empresas en Africa y América Latina dedicadas a materias primas estratégicas, así como deuda pública de los países en crisis.

 

AUTORREFLEXIÓN:

¿Qué peligros encierra para las democracias occidentales la silenciosa conquista china?

¿Deben los países occidentales reconsiderar su política hacia China?

¿Y las empresas? ¿Y los ciudadanos?


6 Responses to China. Tres análisis imprescindibles

  1. Miguel says:

    ¡Ójala estuvieramos hablando sólo de hechos incorrectos del pasado! Me parece que el que tu sientas que un blog como el tuyo es necesario deja claro que las prácticas que anteponen el fin a los medios siguen siendo el pan de cada dia en occidente tanto como en oriente.

    No soy muy optimista en lo que respecta a lo que podemos hacer, la inercia de lo que se ha puesto en movimiento es tremenda, pero no creo que por ello haya que dejar de hacerlo; cuidar con mimo lo que aún nos mantiene en una posición mejor: nuestra libertad de expresión (que incluye el DERECHO del consumidor a estar informado), una educación para nuestros ciudadanos que les permita detectar y rechazar frontalmente las prácticas corruptas y manipuladoras (el DEBER de estar informado) y que les anime a valerse por si mismos y a encontrar valores alcanzables y que les hagan más felices.
    Esta es una responsabilidad que no podemos delegar sino que empieza en cada uno de nosotros. En el ejemplo que transmitimos a los demás sobre qué es lo que nos parece importante de verdad.

    Y los titulares sensacionalistas que incluyen palabras despectivas como “parasitario” quizá ayuden a atraer muchas visitas a un vídeo pero no me parecen un buen punto de partida para educar a la gente de la calle en lo que está pasando y cómo deben posicionarse ante ello, en mi liga de economistas metidos a comunicadores:
    Leopoldo Abadía 2 – Julian Pavón 0

    Un saludo
    Miguel

    • rafa Cámara says:

      Coincido contigo que los ciudadanos tenemos en derecho y a la vez deberíamos alcanzar deber de estar bien informados para buscar y encontrar valores alcanzables y que nos hagan felices.
      Y respecto a Leopoldo vs Julian, yo me quedo con los dos, diferentes pero ambos magníficamente didácticos.
      Rafael

  2. Miguel says:

    Voy a hacer de abogado del diablo; aunque no me gustan las dictaduras, tampoco me gustan nada las descalificaciones fáciles hacia lo chino: “parasitario”, “competencia desleal”… Basta mirar el último medio siglo de historia de occidente y veremos que en nuestro pasado no muy lejano hemos pasado por parecidas etapas: colonización económica y explotación de los recursos de los paises pobres de una forma no siempre justa.

    Asi se escribieron las reglas del juego y nos sentiamos muy bien consumiendo sin parar mientras apenas nos preocupaba lo que pasara en el tercer mundo; ahora que tomaron el ejemplo que les dimos y aprendieron a jugar mejor que nosotros ya no nos gusta.

    ¿Por qué yo tengo más derecho que un chino a vivir una vida de feliz consumidor de clase media? La respuesta es fácil: no lo tengo.
    Y si creo que eso es a lo que debo aspirar, me lo habré de ganar, pero me temo que va a ser muy duro porque si queremos vivir a ese nivel, no hay para todos.

    !Hala! Un poco de leña al fuego.

    • Rafa says:

      Perfecto! Eso es lo positivo, el intercambio de pareceres.
      Pero Miguel, no podemos justificar el presente con hechos incorrectos del pasado.
      El problema no es que juegan mejor que nosotros. eso seria libre competencia. El problema es que juegan con las cartas marcadas, es decir con trampas de variado tipo. Lo voy a exponer más ampliamente en un próximo post.
      De cualquier manera, no sabes lo que me alegra volver a dialogar contigo, aunque sea a distancia y quizás con distintos planteamientos.
      Sigue echando leña a este fuego. Este es inofensivo.

  3. Marilo says:

    Reflexionar sobre el Modelo de Negocio Chino es algo a tomarse en serio, el catedratico Julian Pavon lo explica con un lenguaje directo y ejemplos reales sin rodeos y advierte del impacto a corto, medio y largo plazo, es importante que se apliquen con rigurosidad todas las normativas , regulaciones y certificaciones que se exigen a otros proveedores nacionales e internacionales y eso es algo que una vez mas depende de los managers a todos los niveles porque son los que toman las decisiones.
    No solo es valido el precio; junto al precio de un producto o servicio hay certificaciones, normativas, regulaciones, compatibilidad y responsabilidad social corporativa, todo ello supone un valor total a tener en cuenta y obviarlo es retroceder . La pregunta es aceptamos retroceder ?

Dejar Comentario