loading

Muy respetable,…a pesar de todo.

Desgraciadamente la corrupción es el pan nuestro de cada día. Tanto aquí en España como en otros países hay innumerables casos de TOPs y Managers pillados en turbios casos de corrupción. Sin embargo sólo quiero referirme al caso que más me desagradó en mi vida profesional de ingeniero dada la simpatía que tengo hacia esta empresa. Se trata de Siemens  y su mala reputación al haber sido noticia en diversas ocasiones por pagar comisiones y ser obligada a ingresar o pactar importantes multas por actos de cohecho.

En el 2007 la empresa fue acusada de hacer pagos de manera sistemática a autoridades del mundo —incluidos los sonados casos con dos ex presidentes argentinos en 1996 — para obtener contratos, lo cual condujo a la expulsión de varios altos ejecutivos y la dimisión de su presidente, más una multa récord de 1.600 millones de dólares como parte de un acuerdo con los gobiernos de EE.UU. y Alemania. Fue un acuerdo negociado por el recién nombrado primer ejecutivo de la compañía, el austriaco Peter Löscher, el primer presidente ejecutivo no alemán desde que la compañía fue fundada en 1847, y que cuenta en la actualidad con 370.000 personas en 180 países.

Cuando esto sucedía yo militaba en el ejército de General Electric, competidor directo. Si bien los temas de integridad en GE son sagrados y todos los empleados son advertidos al incorporarse y reciclados anualmente con cursos on line que incluyen ejemplos muy cotidianos, el año 1996 cuando el affaire argentino de Siemens, el foco en los conceptos de integrity en GE fueron aumentados.

Actualmente Siemens afronta una acusación de acuerdos con la competencia en Brasil. Informa la prensa de ese país que un representante de la dirección de la división de transportes de Siemens fue contactado en 2010 por los dos consultores, que le pidieron coordinar una reunión en la que participarían también representantes de las empresas Alstom (Francia), CAF (España), Bombardier (Canadá) y Mitsui (Japón). En esa reunión, se habría acordado que la empresa alemana se adjudicaría la concesión de reforma de los trenes modelo S3000 de la estatal Compañía Paulista de Trenes Metropolitanos (CPTM), mientras que las demás empresas se compartirían el contrato para reforma de los trenes S2100. El pago de los sobornos se habría concretado a través de dos empresas “offshore”, Leraway y Gantown, que habrían ingresado el dinero en Brasil a través de cuentas en Uruguay, agrega el informe al que tuvo acceso el diario.

Ni en mejorar la reputación ni en los resultados Löscher tuvo demasiados aciertos y hace doce días fue reemplazado por Joe Kaser, ex director financiero de la firma germana, quien sorprendió a propios y extraños con una primera conferencia de prensa muy sosegada, muy medida y estableciendo conceptos poco habituales. “La clave del éxito no es la estrategia, sino la cultura de una empresa, sus valores y lo que representa – dijo el nuevo presidente ejecutivo – Nuestra empresa no está en crisis, ni precisa reestructuraciones importantes, pero estamos muy preocupados porque últimamente hemos perdido parte de nuestros beneficios frente a la competencia.”

Ciertamente Siemens no está hoy a buenas ni con los ferrocarriles alemanes Deutsche Bahn, a quien no puede entregar en tiempo contractual 16  trenes de alta velocidad y otros 10 trenes ICE para la ruta Frankfurt-Londres. Su apuesta por la energía solar le ha supuesto pérdidas del orden de 1.000 millones de euros, y ha perdido el liderazgo en turbinas de generación frente al gigante estadounidense General Electric.

La competencia se relame y los tiburones de las finanzas alemanas especulan si el estilo Kaser va a devolver al buque insignia alemán su tradicional esplendor y fiabilidad o lo conducirá sin el rumbo preciso.

Generalmente me ha admirado la profesionalidad, la fidelidad y el orgullo de pertenencia con que se han mostrado los colegas que he conocido de esta empresa.  Competencia y sin embargo amigos. Por todo ello le deseo lo mejor.

Siemens es una empresa muy respetable…, a pesar de todo.


Dejar Comentario