loading

Los 1.000 euros de mi prima

Desde hace muchos meses todo el mundo habla de la Prima de Deuda. Tranquilizaos, yo no os voy a hablar de esa prima, sino de la mía, de mi prima María que es mucho más graciosa, y además nos queremos mucho.

Mi prima, pobrecita, no tiene ni idea de economía.  Y cuando finalmente ayer se anunció que el estado español había intervenido el Banco Financiero de Ahorros, en definitiva  Bankia, que es la cuarta entidad de nuestro sector financiero, le faltó tiempo a mi prima para llamarme muy contenta preguntándome qué valor bursátil le aconsejaba para invertir los 1.000 euros que decía poseer.

Fijaos en su razonamiento: si el Gobierno ha convertido en acciones los 47.000 millones de euros que prestó hace tiempo a Bankia y ese dinero,  o sea esas acciones, son públicas, es decir de todos los españoles, significa que hoy cada uno de los 47 millones de españolitos son propietarios de acciones  valoradas en 1.000 euros. Es decir María es propietaria de 1.000 euros y, como ya no se fía ni miajita de ningún banquero, quiere invertirlos en alguna empresa de economía real.

Yo, que tampoco soy economista, no sé muy bien como rebatirle su interesado argumento. Reconozco que quizás podría encuadrarse en lo que llaman ingeniería financiera, y eso más bien se practica en grandes corporaciones. Al oírme esto, María replica que ella tiene un gran cuerpo, tras lo cual yo cierro el debate aconsejándole se olvide de “sus” 1.000 euros.

Y es que los europeos en general estamos asistiendo a unos cursos de economía y fianzas aceleradísimos y no presenciales. Recibimos innumerables clases vía medios de comunicación, incluido internet y redes sociales. Una pléyade de tertulianos parlotean y parlotean sin licenciatura económica alguna que les avale,  pero con abundante desparpajo. Y, claro,  nos provocan una tostada mental y una confusión considerables.

Eso si, gracias a tanto curso gratuito, durante los últimos años todos nos atrevemos a opinar no sólo de futbol sino también de macro y micro economía, y de la crisis, y de la madre que la parió.  Y cuando digo todos, incluyo también a los políticos. Y por supuesto a mi prima.

Mi prima me recordó a las vecinas del videoclip que he extraído de la sección “Management Simpático”. Fijaos en el nivel-maribel al que han llegado estratos de población sin estudios académicos, lo cual es fruto, repito, de estos cursillos a distancia.

AUTORREFLEXIÓN:

Siendo la Cajas de Ahorros gestionadas en última instancia por sus Consejos de Administración ¿no deberían exigirse responsabilidades a los  28 consejeros de Bankia/BFA  así como a los de otras Cajas con activos inmobiliarios sobrevalorados?


One Response to Los 1.000 euros de mi prima

  1. proky says:

    En un foro he leído un comentario de una persona que elogiaba tu post y decía que es cierto que actualmente entras con alguien a un bar a tomarte un café y sales con un master en economía. jajaja.
    Este video de las mujeres almodoviarianas es genial. Yo interpreto ese video como la realidad actual donde tertulianos e invitados en todos los medios: prensa, radio, TV, internet, están debatiendo de economía sin conocimientos que les avalen. Son como las señoras del video que repiten las frases que oyen sin saber ni lo que significan.
    Por esto me ha gustado mucho, y afirmo que la sección “Management simpático” es inteligente además de simpático.

Dejar Comentario