loading

Eduardo Punset y su visión 2020

Lo había anotado en mi agenda semanas antes. Las ponencias de esta Convención en IFEMA me interesaban, había algo que me decidió inexcusablemente a asistir. No podía faltar. La organización acertó al invitar  como conferenciante estrella a Eduardo Punset. Pensé que escucharle en directo era un lujo.

El día anterior a la Convención busqué en mi biblioteca para elegir de entre los varios títulos que tenía en cual me gustaría su firma autógrafa. Cuando tras sus interesantes palabras me acerqué a la mesa para saludarle, expresarle mi admiración y pedirle su firma en mi ejemplar de “El Viaje a la felicidad. Las nuevas claves científicas (2005)” me dijo:

- Este es uno de mis libros favoritos. Lo has elegido muy bien.

Punset es un ejemplo de sabiduría contemporánea, que no sólo la ostenta sino que la divulga en forma asequible y con humildad. Su conferencia fue un placer y una lección de positivismo sin caer en ese optimismo infundado que domina el panorama de muchos conferenciantes actuales. La verdad es que en el horizonte español apenas se encuentran datos que soporten una predicción optimista a corto plazo, y eso lo sabían bien los centenares de asistentes, todos ellos directores generales y funcionales que luchan día tras día por mantener su negocio y a ellos mismos en sus cargos dentro de las variadas y representativas empresas convocadas, desde SIEMENS y SCHNEIDER a DELL y ALCATEL; desde el ICEX a INDRA, pasando por varios Colegios Profesionales y Universidades.

Punset nos habló de la importancia que tienen las percepciones, el llamado mundo “soft”,  en todo tipo de relaciones, y cómo suelen ser subvaloradas frente a los parámetros numéricos. Hay que tomar conciencia de que estamos en un mundo de percepciones y que la intuición y creatividad son herramientas tan valiosas como la razón. Inmediatamente asocié estos conceptos con el mundo complementario de los dos hemisferios cerebrales. El izquierdo, donde reside la razón y lo cuantificable, procesa la información analítica en forma secuencial, lógica y lineal. El hemisferio derecho se interesa por  las  relaciones, procesa en forma global, relacional, es intuitivo y creativo, ahí se alojan los sentimientos, las percepciones y otros intangibles.

También enfatizó en que la educación en general esta obsoleta ya que sigue pensada para modelos locales y no globales, y desarrolla competencias superadas que se definieron en la sociedad industrial pero han quedado inadecuadas. Por ejemplo, pocas instituciones enseñan a sus alumnos y potencian la cooperación frente al modelo competitivo de la era industrial que está en obsolescencia sin potenciar que la conciencia, los valores y la formación moral es tan importante como la acción, la ejecución, los resultados, y solo su combinación de forma equilibrada conduce al éxito productivo y sostenible para la sociedad.

Otro nuevo reto educativo que comentó es cómo obtener el máximo rendimiento de dos mundos que se entrelazan: el virtual y el real, evitando el desarrollo de individuos enajenados de la realidad frente a su inmersión total en su mundo virtual.

Respecto a las Redes Sociales reconoció su éxito ya que la tecnología ha permitido socializar a gran escala algo que es inherente al ser humano ya que el individuo siempre quiere hablar con la manada, pero están creando desajustes porque los cambios tecnológicos se están produciendo a gran velocidad en contraposición a los cambios mentales y sociales. De ahí que también generen confrontaciones, lagunas legales, etc. Y para asimilarlo hay que bucear en la historia y valorar que las Redes Sociales constituyen una revolución de gran calado como lo fue la Ruta de la Seda en su día.

Aunque Punset hablaba en general, el contenido, máxime enmarcado en el entorno en el que nos encontrábamos, es totalmente extrapolable al estilo de dirección, al Management y su necesaria regeneración.

Una delicia de conferencia, un oasis de paz y verdad para una audiencia tan orientada a resultados cuantificables, un puñado de temas para la reflexión de tanto ejecutivo y profesional que escuchábamos con admiración, a los cuales supo animar humildemente dedicando un flash de su discurso a agradecer que pensadores como él pudieran realizar su labor entre otras causas por el duro trabajo de aquellos que soportan la presión del día a día en la producción de bienes y servicios.

Aunque no nació para ministrable Eduardo Punset fue nombrado Secretario General Técnico del Gobierno salido de las primeras elecciones democráticas, y en la apertura de España al exterior fue Ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas. Eran otros tiempos, cuando se elegía a los ministros y altos cargos de este país entre los mejores.

Abogado, economista, divulgador científico, con decenas de reconocimientos, premios y muchas actividades como podéis ver en su web oficial , alcanza considerable audiencia con su programa “Redes” en TVE. Hombre polifacético que, sin perder su buen humor, comparte desde hace 3 años  sorprendentes diálogos con “Blasa” y la “Vieja’l Visillo” en los programa de José Mota.

Tras la firma de mi libro y nuestra breve conversación le di fuertemente la mano advirtiendo que no debía apretar demasiado. Salió de la sala caminado ayudado por un joven. Su cerebro está joven, fuerte, activo. Ojala nos siga enseñando y entreteniendo muchos años más.


Dejar Comentario