loading

Aquí están los líderes “Millenniars”

¿Es el contexto socioeconómico contemporáneo lo que induce a cada generación a crear su propio estilo acomodando sus convicciones y formas de vida a las circunstancias o, finalmente y en definitiva, es cada generación quien conforma su contexto?

¿Qué diferentes liderazgos se han caracterizado desde los Babyboomers a la “Generación Z”?

¿Podrán cambiar la empresa y el mundo los emergentes líderes Millenniars?

Veamos un rápido repaso a las diferentes generaciones desde mediados del pasado siglo.

Terminada la segunda guerra mundial se produce un incremento de la natalidad principalmente en los países anglosajones. Es el baby boom, y los nacidos entre 1946 y principios de los 60 reciben el nombre de Babyboomers, los cuales durante su juventud son protagonistas de movimientos de protesta y rebeldía. Sin embargo, más tarde liderando funciones de management, trabajan duro para proporcionar a sus descendientes hacia una mayor formación y calidad de vida.

Habitualmente los líderes de esta generación eran jerárquicos, muy mayoritariamente hombres, si bien el feminismo comenzaba a abrirse camino. Los ingenieros todavía solían copar los puestos más altos, y la dirección por objetivos, el plan estratégico y la rentabilidad empresarial eran los vectores del management. Estos líderes, que fueron la base de un potente desarrollo empresarial, actualmente están próximos a la jubilación o recién jubilados.

 

La generación siguiente, la “Generación X”, es decir aquellos nacidos desde mediados de los ´60 hasta principios de los ´80, van a ser los jóvenes del desarrollismo neoliberal, una época de fuerte avance técnico y social con plena hegemonía norteamericana, en medio de sucesos históricos de gran calado, como el fin de la guerra fría, o la introducción de internet.

En España al igual que en otros países, la élite de la “Generación X” estuvo representada por los “JASP” (Jovenes Aunque Sobradamente Preparados), denominación popularizada en 1995 por una camapaña televisiva de Renault. El culto al consumismo, la competitividad y el éxito económico personal fue su bandera, y por supuesto la de sus líderes.

Las titulaciones universitarias, por masivas resultaban insuficientes, y las escuelas de negocios entrenaban a los líderes en las habilidades que conducían a esa clase de éxito según se entendía entonces. La economía financiera cobró más impulso que nunca y los economistas se alzaron en la cúspide de la dirección de muchas empresas. Eran los TOPs.

Estos líderes pilotaron el management en boga: el cortoplacismo, los crecimientos de 2 dígitos y la codicia carente de escrúpulos, lo que condujo a una burbuja económica y un deterioro socio-poltico-económico cuyas consecuencias son por todos bien conocidas. Esta falsa cultura terminó atrapando a los más jóvenes de la generación más preparada hasta entonces en una escasez de empleos y una reducción de salarios que fustiga el mercado desde el 2008. Son los “Mileuristas”, según describió en varios acertados análisis la periodista y escritora Espido Freire.

En 1993, a través de su publicación Avertising Age, el conglomeado de empresas de comunicación Crain Communications de los EEUU, tras analizar a los adolescentes de la época, definió y lanzó un nuevo concepto que rápidamente fue adoptado por los medios occidentales: la “Generación Y”, también llamados Millenniars.

La “Generación Y”, nacidos entre principios de los ´80 y final de siglo, tienen ahora entre 15 y 35 años. Aman la tecnología, su dios es el smartphone del cual no pueden separarse ni un minuto, se comunican por Whatsapp y están interrelacionados por las redes sociales.

Algunos analistas de tendencias de consumo identifican otra nueva posterior. Se trata de la “Generación Z”, aquella que incluye a los nacidos desde mediados de los ’90. Es decir, los jóvenes que hoy son menores de  20 años.

A efectos de realizar una aproximación al liderazgo del siglo XXI, vamos a considerar la “Generación Z” como una extensión de la “Generación Y”, agrupando ambas en la “Generación del Milenio” o  Millenniars.

Infografía resumen del “Telefónica Global Millenniars Survey”,  sobre 12.000 “milleniars” a lo largo de 27 países

Los Millenniars, jóvenes que actualmente tienen menos de 30 años, han moderado su culto al consumo, abandonan la codicia y el exagerado gusto por el poder y el dinero de sus predecesores. Preocupados por el planeta y la sociedad, buscan nuevas ideas y modelos de negocio para solucionar problemas de salud, de energía, de seguridad, de bienestar y calidad de vida, generando fortunas de vez en cuando, si bien ello no lo habían incluido en el objetivo principal,. Saben que su trabajo ha dejado ya de ser seguro y para toda la vida, y se adaptan a trabajar en remoto, con horarios flexibles, de manera autónoma, aunque en forma colaborativa con otros, en vez de competitiva.

Son más responsables con su entorno, son más solidarios y tiene superior sensibilidad social. A diferencia de sus predecesores, los Millenniars no persiguen con ahínco el liderazgo, buscan un equilibrio en la ecuación que interrelaciona trabajo y vida personal. Pero, aún sin ambicionarlo, van a liderar la comunidad empresarial y el mundo cambiante.

El paro, la precariedad y la sustancial reducción de salarios empujan a estos jóvenes a trabajar por un mundo diferente y mejor. Para ello tienen dos poderosas armas: su desenfrenada imaginación y sus asombrosas habilidades de nativos digitales que les sumerge en el vertiginoso mundo digital creando startups, cambios disruptivos en todos los negocios y nuevos paradigmas.

Aquí están los líderes emprendedores de nuevas empresas disruptivas que surgen con profusión y serán legión en breve. También emergen los futuros líderes que llegarán a dirigir aquellas empresas tradicionales cuyos TOPs son bien conscientes de la revolución digital y saben que su futuro pasa por una fusión con las nuevas tecnologías y los nuevos modelos de negocio. Pongamos por ejemplo la eficiencia de los procesos en modo cloud, la potencia del big data analytics, el fabuloso internet of things (IoT), etc. que irrumpen tanto en la industria como en los servicios.

De la misma manera que la ciudadanía está experimentando un importante cambio social, la necesaria regeneración del management evoluciona positivamente y paso a paso, conforme esta generación de líderes del milenio, actualmente con menos de 30 años, va tomando el control de la nueva economía.

Estos son los líderes del siglo XXI. Líderes que, más allá del puro beneficio, amplían el foco empresarial al nuevo paradigma colaborativo con los grupos de interés, a la sostenibilidad y la responsabilidad social corporativa.

—————————————————————————————————————————————-

No olvides suscribirte para recibir el próximo artículo, pincha aquí

Y si te ha gustado, pincha abajo los botones “Me gusta” = Facebook  y  “Twitealo” =  Twitter.


Dejar Comentario