loading

Amancio Ortega es un 10% menos generoso de lo que parece

Días atrás AMANCIO ORTEGA ha donado 20 millones de euros a CARITAS. Este generoso acto ha suscitado encendidos comentarios a favor y en contra.

De antemano confesaré que mi posición es claramente a favor. En primer lugar porque el personaje merece toda mi admiración, porque la cifra es imponente, la mayor donación recibida por CARITAS, y porque su destino me parece uno de los más adecuados en medio de la crisis actual.

Amancio Ortega, quien ya posee la segunda fortuna personal del mundo según publicó esta semana BUSINESSWEEK, ha sido durante décadas un personaje discreto, desconocido para el gran público incluso durante los años de la cultura del pelotazo. Esta impronta personal es tan admirable como su incuestionable éxito empresarial, sin entrar en los rumores sobre sus oscuros inicios, lo cual mientras no se demuestre no tenemos por qué prejuzgar.

Lo que aquí nos interesa es su modelo de negocio, el cual creciendo sin pausa desde sus orígenes en 1975  ha conducido al mayor grupo empresarial del mundo en “clothing retailer”, con más de 110.000 personas, 1.600 tiendas en 85 países de los 6 continentes y a través de sus 8 marcas comerciales que segmentan y atacan diferentes mercados: Zara, PULL & BEAR, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, OYSHO, Zara Home y UTERQUE. Todas ellas bajo el paraguas del grupo INDITEX.Este estilo de dirección, este modelo de negocio, se estudia desde hace años en Harvard y ha dado lugar a numerosos análisis de management.

Como explicaba Fernando Diaz-Plaja en “El Español y los Siete Pecados Capitales”, el mayor de todos ellos es la envidia. Por eso siempre habrá quien aproveche cualquier cosa para atacar a todo aquel que destaque en los negocios y en la vida. Para criticar incluso sus actos más generosos. Lo más habitual es decir : “Claro, así deduce impuestos…”, sin analizar en profundidad que una donación de 20 millones, una vez deducidos los mencionados impuestos suponen para el donante desprenderse de 17 millones aproximadamente si la donación es personal, o 18 millones si la donación es de una de sus sociedades. La explicación es que según la Ley 49/2002 de 23 de diciembre la deducción es del 25% si se trata de personas físicas sujetas a IRPF y como el tipo máximo de cotización sería aprox. 50% el ahorro resultante es aprox 2,5 millones. En caso de personas jurídicas sujetas a impuesto de sociedades la deducción es del 35% si son personas jurídicas, y como el tipo impositivo seria sobre el 30% el ahorro resultante es aprox. 2 millones. Sin embargo parece ser que esta no es una donación estandard sino que se materializa mediante un convenio de colaboración durante un año por el que la FUNDACIÓN AMANCIO ORTEGA pone a disposición de CARITAS 20 millones de euros para ayudas de alimentación,. farmacia, servicios de vivienda y material escolar a personas y familias necesitadas en territorio español.

Como no soy experto en economía puede que me deje algún detalle en este razonamiento, pero lo que quiero expresar es que a pesar de la ventaja fiscal el gesto de Amancio Ortega es muy generoso y toda crítica basada en la reducción de impuestos es una falacia para desprestigiar a los donantes. Otra crítica que se ha esgrimido es que siendo INDITEX reacio a la publicidad convencional, usan esta donación con fines promocionales y publicitarios. Incluso si así fuera, en términos fiscales estaríamos ante un caso de mecenazgo, que la misma ley citada anteriormente contempla como gasto de promoción, y como las fundaciones tributan con un impuesto de sociedades reducido del 10% volveríamos a contemplar una generosa aportación neta de 18 millones de euros.

En resumen, los críticos podrían argumentar con fundamento que Amancio Ortega es aproximadamente un 10% menos generoso de lo que parece, pero otras descalificaciones por su gesto no tendrían fundamento.

Hasta aquí las diferencias fiscales de las donaciones y mecenazgo por vía personal o empresarial, Veamos su naturaleza respecto a la RSC. Donaciones y mecenazgo son acciones de filantropía, que no hay que confundir con el concepto de Responsabilidad Social Corporativa.

Pues bien, esta noticia de actualidad sobre el Convenio de Colaboración de la Fundación Amancio Ortega con Caritas, me ha llevado a echar un vistazo sobre las Memorias Anuales de INDITEX, y observo con satisfacción la sustancial mejora en lo tocante a RSC entre la memoria del 2011 en comparación con la anterior del 2010. De entrada la portada expresa por primera vez que estamos ante una triple cuenta de resultados con memoria de sostenibilidad , seguidamente la carta del presidente dedica aproximadamente un tercio de su mensaje a valorar las mejoras del grupo en RSC durante el 2011. Pablo Isla declara:

<< Precisamente en el ámbito medioambiental, 2011 ha sido el primer año de aplicación del nuevo plan estratégico ‘Inditex Sostenible 2011-2015’, que continua y profundiza los objetivos de planes anteriores. Su eje principal es el programa de tiendas ecoeficientes, cuyos modelos están alcanzando las calificaciones más elevadas por parte de los organismos externos de certificación más exigentes. Este ambicioso programa busca la implantación de espacios de moda que incorporen medidas de máxima eficiencia energética que aseguren tanto la racionalización del consumo y el uso de material medioambientalmente certificado como el reciclaje inteligente del agua o del cartonaje y la recogida selectiva de residuos. … Nuestra participación en plataformas internacionales tales como Ethical Trading Initiative, o la profundización de nuestro acuerdo con la International Textile Garments and Leather Workers’ Federation (ITGLWF), así como nuestro compromiso con Global Compact, se revelan como herramientas de aprendizaje en la aplicación de las mejores prácticas, y de conocimiento para anticipar y resolver cualquier incidencia. >>

Inditex se adhirió en diciembre de 2011 al Programa Piloto del Integrated Reporting, organización formada por un diverso grupo de entidades ligadas al campo de la rendición de cuentas con el objetivo de crear un marco común de reporte integrado. Con la transparencia como principio fundamental en la relación con la sociedad, Inditex sigue desde que publicó su primera Memoria de sostenibilidad en 2002 los criterios de la guía G3 del Global Reporting Initiative. Además de los indicadores principales de la guía G3, se han incluido los específicos del suplemento sectorial de textil y de calzado, en cuya elaboración ha participado Inditex.

Inditex , al igual que todas las empresas del IBEX 35 están haciendo progresos sustanciales en RSC que declaran en sus memorias de triple contabilidad. El reto es extenderlo al resto de empresas cotizadas y generalizarlo con la necesaria personalización a cada segmento de la PYME.

Conseguirá Inditex con su esfuerzo en RSC mejorar la imagen que algunos empleados transmiten en el video de abajo?


Dejar Comentario